INFORMATIVO ZONA NORTE (www.papantlaenlanoticia.com): PAPANTLA Y EL ARTE ESTÁN DE LUTO, MURIÓ TEODORO CANO

ANUNCIO:

Buscar este blog

martes, 23 de abril de 2019

PAPANTLA Y EL ARTE ESTÁN DE LUTO, MURIÓ TEODORO CANO



XALAPA VER.- Poco después del mediodía de éste 23 de abril de 2019, ha trascendido la lamentable noticia del muy sentido deceso de uno de los más grandes muralistas, un enorme artista, no solo veracruzano, sino de México, Teodoro Cano, que a sus 87 años de edad, abandonó éste plano terrenal, dejando detrás de él, un gran legado, que a resumidas cuentas, es posible afirmar, con verdad absoluta, que Papantla no se podría comprender sin la obra de su ilustre hijo, que supo plasmar en ella el amor de sus tres corazones.

La noticia que ha sumido en la consternación a la población papanteca, así como a los incesantes impulsores del arte y la cultura, quienes las hacen, a los que las admiran, comenzó a difundirse desde la capital del Estado, Xalapa, en donde el muralista pasó sus últimos años, y desde donde visitaba constantemente a su querida Papantla.
Éste hecho ocurrió en su domicilio, cerca de la zona centro de la capital xalapeña, en la casa marcada con el número 10, de la Calle Pino Suárez, según lo informado por sus familiares, su cuerpo será velado más tarde en la Funeraria Bosques del Recuerdo, ubicada en Murillo Vidal.



¿Quién era Teodoro Cano García?

Teodoro Cano García nació en la ciudad de Papantla de Olarte en el estado de Veracruz, un 29 de mayo de 1932. Realizó los estudios de educación básica en su ciudad natal y su formación académica como maestro en Artes Plásticas, en la Academia de San Carlos de la Universidad Nacional Autónoma de México de 1947 a 1951. Durante este periodo, cada año recibió el diploma al primer lugar de aprovechamiento por haber obtenido el más alto promedio de su generación. En 1952 le otorgaron la Medalla Justo Sierra y el diploma correspondiente, así como un premio extraordinario de aprovechamiento al mejor pasante en la carrera de maestro en Artes Plásticas de la Academia de San Carlos.
Mientras estudiaba, sirvió como ayudante de sus maestros Diego Rivera y José Chávez Morado, en los murales de Ciudad Universitaria ubicados en el estadio olímpico, en la biblioteca y en los edificios de la Facultad de Ciencias de la UNAM. En 1953, realizó su primer mural, “Historia del Petróleo en el Teatro - Estudio de la Radiodifusora XEPR en la ciudad de Poza Rica. 
También participó en la fundación de la Escuela de Pintura de dicha ciudad, como parte de las misiones culturales de la Secretaría de Educación Pública. Pintó obras de caballete y murales en edificios públicos como el mural Papantla y Sus Educadores, de la Escuela Primaria Manuel M. Gutiérrez. En 1966, con su obra La Tempestad, obtuvo el segundo y tercer lugar otorgados por la prensa, el público, la crítica y los estudiantes en el concurso de pintura del Primer Salón de Pintores Veracruzanos, celebrado en la Galería Municipal de la Ciudad de Veracruz.


En los años setenta, siendo director de la Escuela de Artes Plásticas de la Universidad Veracruzana en Xalapa, organizó la Primera Confrontación Nacional de Escuelas de Artes Plásticas con la participación de las más importantes del país, contando con distinguidas personalidades de la crítica del arte y una exposición de más de 3,000 obras presentadas en el Teatro del Estado de dicha ciudad. 
Además, inició un programa de muralismo en el medio rural en el que involucró a estudiantes para contribuir con su formación académica, razón por la que en 1974 es nombrado por el Presidente de la República, coordinador del Movimiento Nacional de Muralismo y Expresión Plástica en el Medio Rural. Época sumamente prolífica en la que realizó murales en Veracruz, Campeche, Yucatán, Tamaulipas, Coahuila, Sinaloa, Quintana Roo y Colima, siempre de la mano de estudiantes de las escuelas de Artes Plásticas de cada estado.
Como docente, fue distinguido al ser director de la Facultad de Artes Plásticas de la Universidad Veracruzana. También fundó y estuvo a cargo de los Talleres Libres de Arte de la UV en Papantla. A lo largo de este periodo, que duró alrededor de 40 años, fue maestro de pintura y dibujo, labor reconocida en 1989 al otorgársele el diploma y la Medalla al Mérito de Docencia y Promoción del Arte por la Universidad Veracruzana, entregados por el gobernador del estado y el rector.


Como artista, el trabajo de Teodoro Cano abarca la pintura, la escultura, el grabado, el dibujo y la ilustración de libros; sin embargo, se ha destacado por sus murales y obras escultóricas. Entre sus trabajos de mayor importancia en Papantla, se incluyen los relieves que se encuentran en la entrada de la zona arqueológica del Tajín, el mural en relieve Homenaje a la Cultura Totonaca, que se encuentra en el muro de contención de la catedral, usando por primera vez la técnica de concreto armado, con dimensiones de 70 m de largo por 4 m de altura, y el monumento El Volador de 24 m de altura. 
Asimismo, sobresale la escultura de El Cristo Redentor, con una altura de 31.5 m, en la ciudad de Tihuatlán, por otro lado, en Xalapa, destacan los murales en relieve Historia de la Medicina en el Centro de Especialidades Médicas, Doctor Rafael Lucio, Historia de la Educación en la Escuela Normal Veracruzana, las Pinturas – Murales, La Historia del Movimiento Agrarista en la Confederación Nacional Campesina y La Psicología en la Antigua Escuela de Psicología de la Universidad Veracruzana. En cuanto a sus cuadros más significativos resaltan Veracruz, Fandango Papanteco, La Peregrinación, Navidad Totonaca y La Inundación de Papantla.

En el marco del 2° Congreso de Pintores Muralistas Mexicanos y Norteamericanos en 1990, participó en la exposición fotográfica de murales en el Mission Center de San Francisco, California y en la realización de un mural en la Casa de la Cultura de la misma ciudad. En 1996, fue invitado por la Universidad de Kyushu, distrito de Fukuoka en Japón para impartir la conferencia, La Escultura en la Vida Diaria: El Arte en México, y fungió como jurado del Concurso Internacional de Escultura. Participó en más de cuarenta exposiciones nacionales e internacionales reuniendo en diciembre de 2009, una muestra de su obra más sobresaliente, en la exposición Totonacapan en la Pinacoteca Diego Rivera de la ciudad de Xalapa.
Con más de 13 medallas, 50 diplomas y reconocimientos, el maestro Cano, durante su vida enalteció la cultura del pueblo Totonaca, difundiendo sus valores, tradiciones y costumbres, dándolos a conocer y proyectándolos al mundo con la esperanza de preservar el patrimonio tangible e intangible de su región, el Totonacapan.

No hay comentarios: