INFORMATIVO ZONA NORTE (www.papantlaenlanoticia.com): ACUSAN A JESUS PICAZO GUTIÉRREZ, ALCALDE DE COYUTLA DE ORDENAR LEVANTARLOS, GOLPEARLOS E INTENTAR EJECUTARLOS

Buscar este blog

domingo, 2 de diciembre de 2018

ACUSAN A JESUS PICAZO GUTIÉRREZ, ALCALDE DE COYUTLA DE ORDENAR LEVANTARLOS, GOLPEARLOS E INTENTAR EJECUTARLOS


COYUTLA Ver., 2 de Diciembre.- La fama de “Los Picazzo” es bien sabida por los habitantes de la región, una historia manchada de sangre y de violencia, que desgraciadamente, para quienes han tenido la mala suerte de vivir en el municipio de Coyutla, dicha ralea ha trascendido a los hijos de éstos delincuentes, pues la madrugada de éste domingo, el alcalde coyuteco, Jesús Picazo Gutiérrez, habría ordenado a sus policías municipales, “levantar y ejecutar” al novio de su prima, Hugo Bigurra Estrada, así como a su propio tío, Juan Manuel Gutiérrez, junto con acompañantes, a quienes golpearon brutalmente, aunado a que fueron despojados de sus pertenencias de valor, y todo, porque al ex alcalde, Benito Picazo Pérez, pasado de copas o quizá bajo los influjos de otras sustancias, provocó un zafarrancho y fue tirado al suelo vergonzosamente. 
La noche del sábado, parecía una noche normal, Juan Manuel Gutiérrez, ganadero, político, y hombre respetado por el pueblo de Espinal, decidió llevar a su familia a un baile que se llevaría a cabo en la cabecera municipal de Coyutla, evento realizado con motivo de su Feria, su hija, iba además acompañada de su pareja y éste a su vez de amigos. 
La velada trascurrió el ritmo del espectáculo, sin embargo, mesas más adelante se encontraba el ex alcalde coyuteco, Benito Picazo Pérez, así como su esposa Lilia Gutiérrez, y amistades, ésta última, ya entrada la madrugada, según algunos testigos oculares, ésta se acercó a la mesa de donde se encontraban los visitantes, sólo para insultar al novio de la hija de Juan Manuel Gutiérrez. 
El joven, se quitó el sombrero y acercó su oído a la ex presidenta del DIF en Coyutla, en eso, indicaron los testigos, que enardecido, José Benito Picazo, de pronto, se levantó de su mesa, en evidente estado inconveniente, se dirigió Hugo Bigurra para tirarle un golpe, sin embargo, éste se alcanzó a quitar y puñetazo se lo dio a una joven que se encontraba ahí. 

Acto seguido, el primo de Hugo, quien lo había acompañado, intentó defenderlo del ataque del embrutecido Benito Picazo Pérez, a quien le asestó un golpe con la cabeza que lo mandó “de sentón al suelo”, fue ahí donde el actual alcalde, Jesús Picazo Gutiérrez ordenó a su cuerpo de seguridad y a policías municipales, a golpear a los jóvenes y a sus acompañantes, entre quienes se encontraban, Juan Manuel Gutiérrez, su esposa e hija y otra señorita, todos fueron agredidos por igual. 
A Juan Manuel, Hugo y su primo, fueron golpeados salvajemente, por lo menos por cerca de 50 personas, hechos que según los testigos oculares, habrían ocurrido alrededor de las 2 de la mañana, y fue ahí que los policías “los levantaron”, por lo que fueron subidos a las patrullas, los “pasearon” por un lapso de 40 minutos, tiempo en que los golpearon, a puñetazos, cachazos, hasta fueron sometidos a toques eléctricos, los uniformados, así, tal cual, les dijeron “teneos ordenes del jefe de matarlos”. 
Después de ése levantón, fueron trasladados a la comandancia municipal, ahí fueron encerrados, Hugo y su primo, ahí fueron desnudados y “tableados”, al segundo en mención, le metieron un arma de fuego en la boca que al cortar cartucho le provocaron la perdida de uno de sus dientes, la noche que había sido planeada para ser una velada de diversión, se había convertido en una de las peores pesadillas de las víctimas, que aún no sabían que suerte correrían. 

Además de la tortura que sufrieron, Juan Manuel Gutiérrez, su familia y acompañantes, fueron despojados de sus objetos de valor, reiterándoles una y otra vez, que las ordenes del jefe, era ejecutarlos y que se los iba a cargar su madre, para esto, es importante mencionar, que según los testigos oculares, el alcalde de Coyutla, Jesús Picazo Gutiérrez, se encontraba en el lugar, cerciorándose de que sus hombres cumplieran con sus instrucciones. 
De hecho, se dice, que Picazo Gutiérrez, dijo que los mataría “porque nadie toca a su padre”, en ése tiempo, personas que conocieron del hecho, trataron de persuadir a los Picazo de desistir de éste acto violento, muchas llamadas telefónicas se hicieron, hubo presión de muchas partes. 

Ya, entre las 5 y 6 de la mañana, el comandante de policía ordenó la liberación de las victimas, quienes alcanzaron a escuchar, “ya la libraron, los íbamos a matar, como lo había ordenado nuestro jefe”, pero les dejaron en claro, en sí, fueron amenazados, que de interponer denuncia alguna, los buscarían a ellos y a sus familias para asesinarlos. 
Hoy las víctimas, se encuentran recibiendo atención médica en distintos hospitales, aunque las heridas psicológicas son más serias, y piden que se haga justicia por ésta serie de delitos, tortura, robo, privación ilegal de la libertad, y otros más que bien podrían encuadrar. 
Se espera todo el peso de la Ley en contra quienes resulten responsables de éstos hechos de violencia, los cuales ocurrieron en el municipio de Coyutla, un rincón de impunidad que ha construido la familia Picazo, quienes en varias ocasiones se les ha acusado de diversos delitos, hasta del de homicidio, pero siempre han librado el largo brazo de la justicia, apoyados por los Gobiernos Estatales en turno, aunque ahora, con la nueva administración municipal entrante, se espera por fin, responsan por sus actos.

VIDEO:


No hay comentarios: