INFORMATIVO ZONA NORTE (www.papantlaenlanoticia.com): ENFERMERO DEL IMSS VENDÍA ÓRGANOS Y HASTA MATABA A SUS CLIENTES

Buscar este blog

jueves, 12 de julio de 2018

ENFERMERO DEL IMSS VENDÍA ÓRGANOS Y HASTA MATABA A SUS CLIENTES


Un enfermero mexicano tenía un poder increíble dentro de la institución en la que trabajaba, al punto en que podía vender plazas y órganos, a los pacientes en lista de espera para un trasplante, incluso asesinar aquellos que se atrevían a reclamarle por incumplir con uno de los tratos millonarios.
La escalofriante historia que se ha descubierto se desarrolló durante años en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Chihuahua con Jorge Alberto, un enfermero auxiliar, como protagonista.
Las labores visibles del enfermero eran: ayudar a trasladar a pacientes entre salas y laboratorios, hacer curaciones y llenar formatos. Con su modesto suelto podía vivir bien, pero nunca le hubiera alcanzado para vivir rodeado de lujos, eso lo obtenía gracias a sus ganancias ilícitas.
Jorge no ocultaba ese “trabajo” que le daba su “ingreso extra”. De acuerdo con El Universal, el personal del hospital donde laboraba sabía que él tenía importantes conexiones en el sindicato y que por una fuerte cantidad de dinero él podía conseguir plazas.
Por una plaza llegaba a conseguir hasta 80 mil pesos, alrededor de 4 mil 200 dólares, pero por un riñón medio millón de pesos, más de 26 mil dólares.
El hombre ya fue arrestado y las autoridades sospechan que cometió al menos siete homicidios en los últimos meses, lo cual pudo ser con ayuda de su esposa.
Medios mexicanos destacan al menos dos casos que terminaron trágicamente. En el primero mencionan a Laura Soto, una auxiliar administrativa que en medio de sus sueños por tener un mejor puesto y más ingresos contactó a Jorge.
La mujer se esforzó por reunir 80 mil pesos y entregárselos al enfermero con la esperanza de obtener un puesto en las oficinas centrales del IMSS.
Sin embargo, el ansioso “ascenso” no llegaba e impaciente no dudo en reclamarle al enfermero. Cuando finalmente fue citada para iniciar los trámites de su cambio, la joven recibió un disparo; él no soportó más los reclamos.
Otro desenlace trágico fue el que tuvo Daniel Romero, un hombre pensionadoque necesitaba de un riñón para mejorar su calidad de vida afectada por la diabetes, pero estaba en los últimos lugares de la lista de espera.
La desesperación de Daniel y su familia los llevó a contactar al enfermero, y a un médico que no ha sido identificado. Ellos les prometieron conseguir rápido el riñón y hacer el trasplante en el IMSS, aunque no fuera derechohabiente.
La familia consiguió medio millón de pesos, pero tras el pago no hubo riñón. Impacientes por que no se cumplió el trato, citaron a Jorge en su casa para saber cuándo sería posible el detalle.
El Universal destaca que lo que ocurrió esa noche en la casa de la familia no se conoce públicamente, pero en un video de seguridad se ve como un hombre disparó uno a uno a cinco personas de la familia y solo le perdonó la vida a un niño de dos años.
Extraoficialmente se sabe que ese misterioso hombre era Jorge y que su esposa era su cómplice. La mujer, que ayudaba a vender las plazas y los órganos, se encuentra prófuga.
Las autoridades no han dado más detalles de la investigación, pero están detrás de cualquier persona que haya participado en la venta de plazas; las cuales son ofertadas directamente por el sindicato.

No hay comentarios: