Buscar este blog

martes, 29 de mayo de 2018

[VIDEO] AMLO SE SIENTA EN LA SILLA PRESIDENCIAL EN PAPANTLA



Papantla de Olarte, Ver. (apro).- En la región del Totonacapan, el candidato presidencial de la coalición Juntos Haremos Historia, Andrés Manuel López Obrador, reiteró que no vivirá en la residencia oficial de Los Pinos, pues es una “casa embrujada” en donde ronda “el Chupacabras”, en clara alusión a Carlos Salinas de Gortari, “Ni con tres limpias al día podría vivir en Los Pinos, además, ahí ronda el Chupacabras”. 
Ante unos ocho mil simpatizantes -la mitad de ellos indígenas de Coxquihui, El Espinal y Entabladero, entre otros municipios-, el político tabasqueño presumió la silla, hecha por artesanos del Totonacapan, en la que se sentará una vez que gane la elección y acceda a Palacio Nacional. 
El candidato de la coalición que integran Morena, PES y PT se sentó en esa silla, en donde posó para que sus simpatizantes aplaudieran y tomaran fotografías con sus móviles. 
En la explanada del Mural a la Cultura Totonaca, López Obrador deploró que un millón de veracruzanos han debido emigrar a Estados Unidos para trabajar en un campo que no es suyo. 
Luego de ello, prometió que, de ganar la Presidencia el domingo 1 de julio, creará un programa para generar de forma inmediata empleo para 80 mil campesinos, impulsando el reparto de miles de hectáreas en su propia zona. 
“Queremos que el campesino trabaje donde nació”, dijo López Obrador, quien recordó que su primer empleo, hace cuatro décadas, fue en el entonces Instituto Nacional Indigenista. 
Acompañado del candidato a gobernador Cuitláhuac García Jiménez y de los candidatos a senadores Rocío Nahle y Ricardo Ahued, López Obrador volvió a insistir en el “voto parejo” para la coalición Juntos Haremos Historia. 
También dijo que el gobernador panista Miguel Ángel Yunes Linares “se pasó de la raya”, pues anda presionando a actores políticos -entre ellos alcaldes de Morena- para que hagan el voto cruzado. 
“Ha pedido que, en el voto, AMLO sí, Cuic (sic), no”. 
López Obrador denunció que el aparato estatal de Yunes Linares ya dispuso de láminas, tambos, “despensas con gorgojo”, ladrillos, dinero y otros programas sociales para ponerlos al servicio de su hijo, el candidato a gobernador de la alianza Veracruz al Frente, Miguel Ángel Yunes Márquez. 
En posterior entrevista, López Obrador no quiso referirse al tema de la orden de aprehensión que el gobierno de Yunes Linares pidió en contra de la esposa del priista Javier Duarte, Karime Macías, hoy refugiada en Londres, Inglaterra, y a quien se le acusa del desvío de recursos del erario estatal. 
“No te voy a hablar de Karina (en alusión a Karime Macías), o ¿cómo se llama?, porque te voy a decir lo corrupto que es Yunes, y te van a regañar en la oficina de Yunes… ya Yunes, con todo respeto, trae -con mucho cariño, lo voy a decir suavecito- mucha subvención en los medios”, contestó López Obrador a un grupo de reporteros que siempre envía el gobierno de Veracruz a hacer monitoreo y registro de los actos de Morena. 
En Papantla, al norte de Veracruz, región fustigada por la violencia y los altos índices de desempleo, López Obrador prometió becas de tres mil 600 pesos mensuales a todo aquel joven que estudie la preparatoria. 
Un programa educativo –dijo- que se va a llamar “Jóvenes construyendo el futuro”, o “lo digo más fácil, becarios sí, sicarios no”. 
En el caso de los adultos mayores refrendó el incremento en la pensión. 
“Quiero una protección al ciudadano desde la cuna hasta la tumba”, planteó.

No hay comentarios: