En estos puntos se está leyendo PAPANTLA EN LA NOTICIA en este momento...

Haga click en los puntos para ver el nombre del lugar.

domingo, 23 de julio de 2017

Con proveedores formales JDO pudo triangular dinero a empresas fachada


POR JAIR GARCÍA

Empresarios veracruzanos legalmente constituidos como proveedores del gobierno del estado fueron parte del entramado para desviar por lo menos mil 670 millones de pesos a favor de las empresas fantasmas, dio a conocer el titular de la Subprocuraduría Especializada en Investigación en Delincuencia Organizada (Seido), Israel Lira Salas, quien resaltó que llegó un momento en que fue tanto el saqueo y no existía forma de ocultarlo, que el exgobernador Javier Duarte de Ochoa decidió borrar todos los registros contables y financieros existentes en los equipos de cómputo de la Secretaría de Finanzas y Planeación (Sefiplan).

A diferencia de la audiencia pasada, donde la participación del Ministerio Público Federal fue bastante torpe y errática, ahora la PGR estuvo reforzada por varios fiscales e incluso por un asesor jurídico de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).
Se detalló que la forma del desvío tomó diversos rumbos. Una de ellas, era contratar servicios de empresas veracruzanas legalmente constituidas entre las cuales señalaron Farmacias Genéricas SA de CV y Droguería y Farmacias El Globo SA de CV, a las cuales se les pagaban cantidades por arriba de los servicios prestados, y éstas a su vez remitían los excedentes a empresas fantasmas en particular a Terra Urbanizaciones y Desarrollos Inmobiliarios SA de CV y Consorcio Brades SA de CV.
Otra forma era la de pagar facturas de dependencias como las secretarías de Educación, Salud, Desarrollo Agropecuario, Desarrollo Social, Protección Civil y Desarrollo Económico a empresas fantasmas "fondeadoras", las cuales a su vez reenviaban el dinero a las otras dos.
La forma más burda de acarrear el dinero hacia las empresas fantasmas fue la de una transferencia directa de saldos a unas firmas dedicadas únicamente a facturar, para luego remitirlo a las primeras. Sin embargo, tales compañías facturadoras recibieron en diciembre de 2015 cerca de 600 millones de pesos, que no tuvieron la capacidad de ocultar tales montos.
De acuerdo con la declaración de Juan José Rodríguez Janeiro, quien era el operador financiero de Javier Duarte, se intentó resolver este problema mediante la entrega de contratos por parte de la Secretaría de Finanzas y Planeación para justificar el dinero, pero el entonces subsecretario de Administración y Finanzas y actual diputado local, Juan Manuel del Castillo, fue rebasado.
Ante la insistencia de Javier Duarte de Ochoa para que se resolviera este asunto y la misma exigencia de Rodríguez Janeiro presionado por las empresas facturadoras, el gobernador mencionó que él mismo lo resolvería "borrando todo registro electrónico contable y financiero" sobre el desvío de recursos.
Sin embargo, le fue advertido que habría huella de eso en los propios bancos y en los estados de cuenta de las empresas fantasmas, así como en la SHCP, pero para Duarte de Ochoa, según el testimonio de Rodríguez Janeiro existente en la carpeta de investigación, con eso quedaba resuelto.
El mirrey
Con los más de mil 670 millones de pesos que fueron desviados desde 2011 a 2016 por parte del gobierno duartista se llenaron las cuentas de las dos principales empresas fantasmas, Terra y Consorcio Brades, desde las cuales compraban todos los antojos y caprichos de Duarte y Karime.
De acuerdo con la PGR, con los recursos indebidos dicho matrimonio adquirió cuatro departamentos en la Torre Pelícano de Boca del Río; cuatro departamentos en la zona hotelera de lujo de Ixtapa Zihuatanejo; tres departamentos en Santa Fe (uno para cada uno de sus hijos); un departamento en Polanco; el rancho Las Mesas en el Estado de México; dos ranchos en Tres Valles; un rancho en Cosamaloapan; tres departamentos en el Hotel San Regis en Nueva York; el rancho El Faunito en Fortín; una casa en Tlacotalpan; más de 500 hectáreas de terreno en el municipio de Lerma, Campeche; una residencia en Lomas de Chapultepec; otro terreno más en Lomas de Chapultepec (donde pretendía construir su casa de retiro); un departamento en Miami; y una residencia de lujo en Woodlands, Texas.
Además para celebrar un aniversario de bodas, ordenó comprar un anillo de diamantes a su esposa Karime Macías con un valor de 185 mil dólares y unos aretes de 40 mil dólares.
Javier Duarte también ordenó comprar una embarcación "digna de su encargo de gobernador", y por tanto instruyó a Moises Mansur Cysneiros le comprara un yate Acquaviva, "la que está de moda en Europa, especialmente en los lagos de Italia".
Los cómplices
Dentro de la audiencia de vinculación a proceso de Javier Duarte de Ochoa salieron a relucir nombres de otros ex funcionarios públicos que de una u otra manera estuvieron involucrados en el desvío de recursos, sabían del mismo o le festejaban al ex mandatario la adquisición de su mal habida fortuna.
Tal información se deriva de las declaraciones, tanto de los abogados y testaferros Alfonso Ortega López y Juan José Rodríguez Janeiro, así como del ex secretario de Seguridad Pública, Arturo Bermúdez Zurita.
Los testimonios de ellos ubican al entonces subsecretario de Administración y Finanzas y actual diputado local Juan Manuel del Castillo como la persona que pagaba de manera directa a las empresas fantasmas "fondeadoras", que a su vez transferían los recursos a las empresas Terra Inmobiliario y Consorcio Brades, con las cuales Duarte compraba todos sus caprichos.
El hoy legislador tuvo conocimiento todo el tiempo de esta situación, sin embargo, su falta de capacidad provocó que no pudieran ocultar un monto de 600 millones de pesos que transfirieron en diciembre de 2015 a dichas compañías.
También fue mencionado el ex secretario de Finanzas y Planeación Mauricio Audirac Murillo, quien incluso gestionó un préstamo bancario sin la autorización del Congreso local por 500 millones de pesos, supuestamente para hacer frente al pago de sueldos, aguinaldos y otras prestaciones en el año 2015, pero dichos fondos también fueron desviados a las empresas fantasmas.
El ex tesorero y actual diputado federal amparado Tarek Abdala Saad fue nuevamente señalado de ser quien ordenó a todas las dependencias mandar los recursos a la licuadora, para de ahí desviar el dinero a los caprichos de la pareja Duarte-Macías.
Según Bermúdez Zurita, cuando Tarek Abdala le pidió a él mandar a la Sefiplan el dinero que llegaba directamente a Seguridad Pública, se negó y entonces el gobernador se enojó con él, ante esto, Arturo Bermúdez presentó su renuncia pero Javier Duarte lo amenazó que no lo hiciera o se atendría a las consecuencias. Desde entonces dejó de ser convocado a las reuniones de gabinete.
La amante del ex gobernador
Un dato que provocó la risa de los asistentes a la audiencia de Javier Duarte de Ochoa fue que el titular de la Subprocuraduría Especializada en Investigaciones contra la Delincuencia Organizada, Israel Lira Salas confirmó que el ex mandatario veracruzano contaba con una amante.
De acuerdo a los testimonios de Alfonso Ortega y Juan José Rodríguez Janeiro, Duarte de Ochoa sostenía una relación sentimental con la ex directora de Espacios Educativos, Xóchitl Tress Jiménez, aquella que se hiciera famosa porque circularon fotografías con los senos descubiertos y en ropa interior.
El funcionario federal dijo contar con copias de las facturas que acreditan que Duarte de Ochoa mandó a comprarle una camioneta Land Rover, así como un departamento en la ciudad de Xalapa, que visitaba de manera constante. Tales bienes fueron adquiridos igualmente a través de las empresas fantasmas, sin embargo, causaron algunas risas entre los espectadores al escuchar que Javier Duarte tenía una amante.

CON INFORMACIÓN DE:
http://www.jornadaveracruz.com.mx/Post.aspx?id=170723_121558_592

No hay comentarios: