INFORMATIVO ZONA NORTE (www.papantlaenlanoticia.com): LAS COMADRES DE GUTIÉRREZ ZAMORA

ANUNCIO:

jueves, 7 de agosto de 2014

LAS COMADRES DE GUTIÉRREZ ZAMORA


Por Luis A. Xochihua


GUTIÉRREZ ZAMORA Ver., 4 de Agosto.- En la comunidad zamoreña de Macarena Arrazola, se encuentran dos grandes rocas, sobre las cuales versa una antigua historia que asegura, alguna vez fueron seres humanos, y ahora se posan a la ribera del río Tecolutla, siendo éste uno de los lugares que representan un atractivo turístico para el municipio, se trata de “Las Comadres”.

Sobre “Las Comadres", cuenta una antigua leyenda zamoreña, que hace muchos años en la citada comunidad, ubicada a la orilla del río Tecolutla, en el punto sur-este del municipio, existieron dos mujeres, quienes por azares de la vida eran comadres.
Según el relato, sus nombres olvidados ya entre el tiempo, un jueves santo, en plena semana mayor, las dos lavaban ropa en el río, como hasta la fecha lo acostumbran los habitantes de esta comunidad, cuando de pronto, y por motivos que se desconocen, las dos féminas protagonizaron tremenda riña.
Algunas versiones sostienen que el pleito comenzó por los hijos de ambas que se bañaban en el río, siendo que fueron los menores quienes comenzaron a pelear, cada una, en un intento por defender a sus respectivos primogénitos, cayeron en la controversia y que la discusión pasó de los infantes a ellas.
Tan acalorada fue la discusión que pasaron, las comadres, de la agresión verbal a los golpes, pero tal fue la ofensa al supremo, que aún siendo Jueves Santo, con tal acto ofendieron el significado de la Semana Santa, que como castigo, poco a poco, cada una de ellas, comenzó a convertirse en piedra, quedando petrificadas a la orilla del río, de donde no habrían de moverse jamás.

Lo anterior se extrae de las narraciones de los propios habitantes de ésa comunidad de Gutiérrez Zamora, quienes aún hoy día preservan ésta historia, como recordatorio de que debe haber un lugar para el perdón y conciliación entre los corazones de los zamoreño, guardando como ejemplo de ello, esas dos grandes rocas, que tuvieron la osadía de violentar un día sagrado y de respeto.

No hay comentarios: