MUCHAS GRACIAS...

UN POCO DE LO PODRÁN ADMIRAR EN PAPANTLA SI VIENEN A CUMBRE TAJÍN...

En estos puntos se está leyendo PAPANTLA EN LA NOTICIA en este momento...

Haga click en los puntos para ver el nombre del lugar.

jueves, 22 de noviembre de 2012

EJECUTAN A BALAZOS A JUDITH SCAGNO.


* Ajuste de cuentas, una de las líneas…
* Recibió 5 impactos de bala…
* Fue concubina del ganadero José Barrientos Quijano, también ejecutado a balazos…
* Era hija de la regidora Dora Luz Sosa Urcid…


 
Coxquihui, Ver., 21 de Noviembre (De la redacción).- Evidenciando un probable ajuste de cuentas, fue ejecutada con cinco balazos de diferentes calibres, Judith Scagño Sosa, hija de la actual regidora del ayuntamiento de Papantla, Dora Luz Sosa Urcid; a la ahora occisa, en el 2007, se le involucró en el homicidio de su concubino, el ganadero y político, José Barrientos Quijano, asesinado en las puertas de su domicilio en la ciudad de Papantla, cuyo crimen hasta la fecha permanece impune y en los archivos de la Procuraduría.
Sobre la ejecución de Judith Scagño Sosa, de 39 años, las autoridades ministeriales informaron que el atentado ocurrió en el camino de terracería a un kilómetro del rancho “La Higuera”, que se localiza en la comunidad del mismo nombre, propiedad del extinto José Barrientos Quijano, pero que mediante argucias legaloides, según denunciaron en su oportunidad los familiares de éste, la ahora occisa se apoderó de esas y otras propiedades, que aún cuando se encontraban en litigio en los tribunales, ella había venido vendiendo desde hace ya algún tiempo.
Scagño Sosa, quién tenía su domicilio en la calle González Ortega  número 406, en la zona centro de Papantla, a quién le sobreviven tres hijos, un varón y dos mujeres, fue atacada cuando conducía su automóvil Chevrolet CRUZE, color blanco con placas de circulación, YJY-5003 del Estado de Veracruz,   siendo que dos de los impactos traspasaron el parabrisas y al parecer los asesinos se le acercaron a la unidad, disparándole el tiro de gracia en la cabeza, para asegurarse de su muerte.


 
Según la policía, los hechos ocurrieron al filo de las 09:40 horas, luego de que la finada entrara a la comunidad La Higuera,  donde según versiones, fue en busca del padre de la Iglesia, pero al no encontrarlo se regresó, resultando que  al parecer, quienes la ultimaron, ya la estaban esperando, por lo que fue asesinada de cinco impactos de bala de diferentes calibres, como 9 mm y 32.20, impactándole en el maxilar, abdomen,  hombro, en el costado izquierdo debajo de la axila y el último en la cabeza.
Según las primeras investigaciones, no hay testigos del crimen, aunque trascendió que se investigan algunas líneas, como un ajuste de cuentas y una probable venganza, pues según trascendió, la occisa tenía nexos con supuestas bandas delincuenciales.
Además, las autoridades ministeriales presentaron a rendir declaración a tres personas entre ellas el vaquero, Víctor Manuel Domínguez, que fue quién halló el coche con la puerta izquierda abierta, con el motor y el estero encendido, en cuyo interior, ya inerte, estaba el cuerpo ensangrentado,  recargado sobre su costado derecho sobre el freno de mano, por lo que dio aviso a los demás trabajadores del rancho y a los familiares de la victima.


 
Al lugar de los hechos acudieron su madre, la regidora del ayuntamiento de Papantla, Dora Luz Sosa Urcid y demás familiares, así como algunos funcionarios de ése ayuntamiento, personal de la Procuraduría, elementos de la Agencia Veracruzana de Investigaciones de Espinal y Papantla, también de la Secretaría de Seguridad Pública, al mando del delegado para la IV Región, José Martínez Trujillo y así como las policías  municipales de Coxquihui  y  Zozocolco.
Se debe resaltar que en el lugar se hallaron varios casquillos percutidos y otros sin percutir  del calibre 9 mm  y  32.20, dentro del coche se hallaron mas casquillos y ojivas, siendo que el cadáver fue trasladado en una ambulancia a la ciudad de Papantla, para la autopsia de rigor.
Judith Scagño, fue concubina  de José Barrientos Quijano, a quién el pasado 3 de agosto del 2007, asesinaron en la puerta de su domicilio.


 
Pepe Barrientos, quién fuera presidente de la Asociación Ganadera y candidato priísta a la alcaldía de este municipio de Coxquihui, fue asesinado por dos sujetos hasta ahora desconocidos, de siete balazos que le perforaron la espalda, uno de ellos con orificio de salida en el ojo izquierdo, calibre 9 milímetros, alrededor de las 21:30 horas, en las puertas de su hogar, en Papantla.
Se sabe que la secuencia del atentado se dio, según investigaciones ministeriales, cuando el hoy finado salió de Coxquihui, tras atender algunas tareas propias del campo y llegar a su domicilio ubicado en las calles 16 de Septiembre y López Mateos, a bordo de su camioneta Ford Lobo color blanco, placas XRP715155, siguiéndolo su hermano Jorge Luís,  a bordo de otra unidad, siendo único testigo del crimen, declaró que dos tipos vestidos de blanco, descalzos, pasaron por donde estaba Pepe, le saludaron y mientras uno de ellos lo amago, apuntándole a la cabeza con una pistola, el otro hizo los disparos en contra de su hermano, quien cayó herido de gravedad y minutos después fallecía víctima de los siete impactos recibidos.



Sobre el crimen de José Barrientos Quijano, quién al momento de ser asesinado contaba con 41 años, fueron seis líneas de investigación que se abrieron como posibles móviles del crimen, se hicieron hipótesis sobre diversas vertientes pero nada de fondo, ni en concreto, porque se movieron fuertes intereses y también se dice que su propia concubina, Judith Escagño Sosa, apoyada por su madre, Dora Luz Sosa Urcid, dirigente del partido político PT, en la ciudad de Papantla, movieron sus influencias, para evitar que la investigación continuará, porque una de las líneas apuntaba precisamente a la ahora occisa.
El difunto, José Barrientos Quijano, abatido a balazos, por la espalda, fue hijo de los ex alcaldes de este municipio, Eduardo Barrientos y Artemia Quijano, quienes a su muerte heredaron a sus hijos José, Eduardo y Jorge Luís Barrientos Quijano, una cuantiosa fortuna e innumerables propiedades, incluyendo ranchos y ganado, tanto en este municipio como en Papantla, así como a su nieto José Barrientos Castro, hijo del único matrimonio del occiso.
Sin embargo, bajo argucias legaloides que incluyen un Acta de Matrimonio apócrifa, expedida en el Registro Civil del municipio de Tihuatlán, de la cual se tiene copia, entre otros, la ahora occisa, Judith Scagño Sosa, al amparo del influyentismo de su madre, Dora Luz Sosa Urcid, actual regidora por el PT, en el ayuntamiento de Papantla, prácticamente despojó de todas las propiedades a los familiares de su concubino Pepe Barrientos, aparentando ser “la esposa”, con documento falso, hasta la fecha, los juicios por la herencia que arrebató continúan en los tribunales, no obstante, algunas de ellas las vendió, lo que mantenía inconformes a los familiares de Pepe Barrientos.
Además de que ya había problemas graves entre Pepe Barrientos y su concubina, Judith Scagño Sosa, con quién procreó dos hijas, al grado de que él ya tenía otra pareja e incluso también procreó una niña, lo cual se dice causó el enojo de Judith, quién incluso se lío a golpes en la vía pública con su rival de amores y ambas pararon en la Policía Municipal, se ignora que pasará, pero lo que sí es un hecho, es que la mañana de éste miércoles, 21 de noviembre del año en curso, Judith Scagño, fue abatida a balazos igual que ocurrió con Pepe Barrientos, hace cinco años, en agosto del 2007 y la pregunta que queda en el aire es ¿ajuste de cuentas? o ¿venganza?, eso solo las autoridades podrán determinarlo.