PARTICIPA EN LA ENCUESTA, SÓLO DEBES SELECCIONAR LA IMAGEN QUE CONSIDERES

En estos puntos se está leyendo PAPANTLA EN LA NOTICIA en este momento...

Haga click en los puntos para ver el nombre del lugar.

sábado, 17 de julio de 2010

Presagio: La Caída del Mapache...


por: Margarito Zapata

14 07 10

Mejor no me ayudes compadre!. Quién sería el que sugirió a Javier Duarte sobre la urgencia de difundir en los medios de comunicación copias de las supuestas actas de computo distrital de la elección de gobernador del pasado domingo 4 de julio, con las que dice ser el ganador de la contienda.
Hasta un chamaco de primaria de esos que ahora saben del manejo de la tecnología informática, se orinaría de la risa al ver el trabajo mal hecho que realizaron quienes tuvieron a su cargo la chamba de alterar esas actas.
A los aspirantes a mapache electoral de la fidelidad encabezados por el tabasqueño radicado en Xalapa, Fernando Vázquez Maldonado, que encerrado en una casa convertida en bunker de una comunidad del municipio de Coatepec, cercana a la ciudad de Xalapa, la tecnología los agarro como al tigre de Santa Julia.
Aunque trataron de igualar el tipo de letra de quienes como funcionarios de casilla y representantes de partido o candidato tuvieron a cargo el llenado original de las actas al cierre de la elección, no lograron su objetivo.
A ojo de buen cubero y a reserva de que algún perito profesional y honesto lo confirme, ya es motivo de burla, la manera tan infantil en que trataron de hacer su chamba mapachera.
Independientemente de que despierta la sospecha sobre la alteración del resultado en las actas distritales, chamba mal echa que pudieron haber realizado no más de tres personas, que se desprende a simple vista, por el repetido tipo de letra utilizado en al menos la mitad de las 30 actas distritales, donde acortaron o alejaron la distancia de votación entre los principales contendientes, jugando con el resultado total para beneficiar a un candidato.
Se sospecha que esto sucedió en los distritos de Panuco, Chicontepec, Poza Rica, Misantla, Perote, Xalapa Rural, Huatusco, zongolica, Cosamaloapan, Veracruz Rural, La Antigua y Coatzacoalcos Rural.
Pero no cuidaron la repetición en la inclinación,lo mismo que la separación de caracteres, el tamaño de letra, escribir todo el llenado en mayúsculas, donde letras como la T, la S y la forma y espacios que identifican las frases "setecientos" y "mil" entre otros, son algunos de los indicativos de la posible alteración.
Pero el caso más crítico lo representa el distrito de San Andrés Tuxtla, donde difundieron el acta, pero olvidaron asentar las firmas de los representantes de partido o candidato.
Al menos que la idea de los "chaneques" sea seguir dando elementos para que el enemigo fortalezca alegatos ente el tribunal electoral de la federación.
Criticable también la postura asumida por el todavía diputado Héctor Yunes Landa, cuando estrenándose como defensor público de Javier Duarte, deja en claro que Fidel Herrera no se equivocó en la decisión.
Por el contrario todavía habría que agradecerle al gobernador, que no haya permitido que Héctor Yunes, fuera el candidato del PRI.
Porque si no muestra el menor respeto por su familia en un pleito legal, menos guardaría consideración alguna con las familias de otros, anteponiendo a la observancia de la ley, su desmedida ambición de poder.
El diputado Héctor Yunes, en una especie de comentario periodístico difundido en algunos medios locales, sobre todo en internet, dice entre otras cosas que:
"…Felipe Calderón ganó por menos de un punto (0.57). La Democracia actual implica, con frecuencia, elecciones cerradas, con alto nivel de competencia, y Felipe Calderón en la elección del 2006, por citar el ejemplo más cercano para los mexicanos, ganó por sólo el 0.57 por ciento de diferencia, es decir, menos de un punto porcentual, y el PRI con gran sentido de responsabilidad con la nación, reconoció ese escaso margen, sin pedir ningún recuento; el PAN por su parte, se negó a cualquier recuento como lo demandaba la coalición de izquierda.
Por ende, cuestionar los resultados electorales con prejuicios, con una actitud premeditada, que pretende descalificar el proceso desde antes de que ocurra, nos ubica en el umbral del fin de la Democracia como sistema. Debe preocupar a la sociedad que haya quien postule esto, porque representa una tentativa de regresión que pretende que volvamos a alguna forma política premoderna ya superada, como la monarquía absolutista o la dictadura…"
Hasta allí, por salud, le corto a ese comentario que por sí mismo, se califica, pero que da pie a una obligada pregunta…
Y entonces, Dónde está la confusión de Héctor Yunes.
Si la lucha es por la democracia, como también lo aseguró el propio gobernador de Veracruz, un día después de la elección del 4 de julio, cuando sentenció que en la democracia se gana o se pierde por un voto.
Dónde está la parte que no entiende Héctor Yunes Landa.
Si él mismo acepta en su escrito, que Felipe Calderón, ganó por menos de un punto la presidencia de la República en el 2006.
Que si bien es cierto que es un porcentaje menor a un punto, también es cierto que es un triunfo adjudicado por la autoridad electoral después de analizarse las impugnaciones y haberse calificado la elección. -Además que el diputado tricolor olvida que el PRI siendo mayoría en el Congreso de la Unión, echó abajo hasta antes de ese proceso la pretensión de la izquierda de realizar cambios en la ley que permitieran el recuento de votos-
Elección donde por cierto el tricolor quedó muy lejos de la competencia electoral que se centro entre Calderón y Andrés Manuel López Obrador.
Los veracruzanos, están rechazando un resultado cacareado sospechosamente y eso ha valido que en la medida que se acerca la primera calificación de la elección por parte de la autoridad encargada de hacerlo, que en este caso es el Tribunal Estatal Electoral, se han venido cayendo los fantasmas triunfalistas, que el día de la elección pretendían adjudicar un triunfo de 15 puntos porcentuales de ventaja para el PRI.
Pero que un día después y hasta el día de hoy, se han manejado muchos y tan variados resultados que han echado por tierra su credibilidad.
A estas alturas los veracruzanos, exigen que se respete el triunfo del candidato por el que dieron su voto.
Los veracruzanos, están conscientes que están ante una decisión histórica, por eso acudieron a votar sin importar las consecuencias, ya no quieren más cacicazgos políticos-delincuenciales en el Estado como el implementado por la fidelidad.
Los alienta en su lucha la posibilidad de que la democracia, les permita una transición pacífica para transitar de un estado de inseguridad a generar un cambio que vaya de la mano del progreso con el resto del país.
Por eso se presagia, que la lucha por el respeto al voto sea un tema que no se agotará con el simple sonido del petate del muerto.
Sobre todo que no es solo la inconformidad del enemigo electoral por excelencia, sino la coincidencia en un ideal de millones de ciudadanos que exigen un cambio inmediato.
No existe la menor duda que lo que en realidad pretende Héctor Yunes, es curarse en salud, pues por principio de cuenta, no fue capaz de defender los votos para el PRI, ni en su municipio de origen Soledad de Doblado, ni en el municipio de La Antigua, cabecera distrital de la que todavía es diputado local, donde fue arrasado por el PAN.
Pero de eso tampoco puede culpar por completo a su familia, sino a la forma en que se viene conduciendo, entre la presunción y abrazando lo ilegal.
Nos vemos la próxima.


Margarito Zapata
marza1961@hotmail.com
marza@vocesveracruzanas.com.mx
presagio@vocesveracruzanas.com.mx

Del Río Virgen, “La niña que vino del mar”.



•Cuenta una leyenda que surgió en Tecolutla…
•Del Río Virgen, resultó pariente de la “India María”, ni de aquí, ni de allá…
•“Es un falso redentor y ególatra”…


TECOLUTLA, VER.- Fue precisamente este Municipio, el primero en utilizar como trampolín político, el oportunista José Manuel del Río Virgen, quién según cuentan los tecoluteños, apareció de la nada “como si fuera la niña que vino del mar”, quién para poder ser presidente municipal consiguió una constancia de residencia ¡en Papantla!, porque aquí no se la dio el Ayuntamiento, porque ni es tecoluteño, ni tenía la residencia, sólo venía de vez en cuando a descansar, prestándose para ello el Notario Público número 3, José Manuel A. Hernández Cabada, ¿habrá hecho lo mismo esta vez?”.
Habilidoso como es, Del Río Virgen, no se detiene ante nada, cuando de lograr sus objetivos personales se trata, un ejemplo fue la forma en la que se convirtió en alcalde en el Municipio de Tecolutla, cuyo cargo abandonó por ir en busca de la diputación federal por el Distrito del Totonacapan, sirviéndole para ello Marco Antonio Cruz Rodríguez y su hermano Moisés y otra persona más, quienes acudieron ante el Notario Hernández Cabada, en la calle Enríquez número 203, en la ciudad de Papantla, para firmarle en calidad de “testigos” una constancia de residencia , certificando dicho notario que vivía en Tecolutla y de esa manera pudo registrarse como candidato para la municipal de este lugar.

Como una burla a la pobreza que impera en la comunidad de El Tajín, Del Río Virgen construyó una mansión gracias a las ganancias que ha obtenido en la política.


Con su careta de falso redentor, José Manuel del Río Virgen, se ganó la confianza de estimados y conocidos tecolutleños, cuyos nombres son interminables y hasta antes de ser alcalde de Tecolutla, era una persona hipócrita con los tecolutleños a quienes le metió la idea de encabezar lo que denominó “Movimiento Ciudadano”, a quienes no les importó que no fuera nativo de este Municipio, que resultara pariente “de la India María”, es decir, “ni de aquí, de allá”.
Como todo oportunista político, se aprovechó del cacicazgo que se vivía en ese Municipio, implantando por el entonces priísta, Guillermo Zorrilla Fernández y su esposa, María Fidelia Sepúlveda de Zorrilla y que los tenía hartos de dicha situación, previamente habían participado los panistas en alianza con Convergencia, cuando Gonzalo Pesero fue el candidato, sin embargo se perdió la elección, posteriormente y aproximándose la elección del 2004, fue así como se puso a la cabeza del “Movimiento Ciudadano” y con la ayuda de Dante Delgado, se hizo candidato a la alcaldía de Tecolutla, que meses después dejó botada, por brincar a la diputación federal.
Con todo un equipo de ciudadanos, tecoluteños, entre ellos Marco Antonio Cruz Rodríguez y su hermano Moisés, Juan Aldana, Maura Pérez, Julio Carré, Ignacio Jiménez Calva, Ricardo Pardiñas, el chivete, Isidoro Roussell, Marcela Carré, entre muchos otros, trabajaron unidos coordinadamente, casi, casi como hipnotizados y llevaron a José Manuel del Río Virgen, a la presidencia municipal, ganando con 7 mil votos contra 3 mil del candidato del PRI, con la sorpresa de que al día siguiente amaneció mareado y soberbio, se olvidó de sus promesas de campaña.

Los tecoluteños siguen esperando que Del Río Virgen cumpla sus promesas de campaña.


Como pago al trabajo realizado, algunos corrieron con suerte y les dio chamba en el Ayuntamiento como funcionarios menores o empleados de confianza, relegando a los tecoluteños, pues trajo gente de México para ocupar puestos importantes, incluso a la tesorero, Amparo Alarcón Díez, la trajo de Gutiérrez Zamora, en fin que enloqueció e hizo a un lado a quienes lo llevaron al poder, engañó al pueblo de Tecolutla, al cual le corta vuelta y ni siquiera acompañado del cacique político, Dante Delgado, se para en este Municipio en donde no cumplió una sola de sus mentiras.
Es por ello, que en Tecolutla, no quieren ni ver a José Manuel del Río Virgen, porque sin querer fueron cómplices de sus fechorías, al entregarle el Ayuntamiento que se dice le heredó en “ceros” a su suplente, José Emilio Luna Luna y desde aquí le mandan un mensaje a los papantecos, “que nos ayuden a regresar a la niña que vino del mar”.