En estos puntos se está leyendo PAPANTLA EN LA NOTICIA en este momento...

Haga click en los puntos para ver el nombre del lugar.

martes, 22 de septiembre de 2009

PROMUEVEN PROGRAMA DE TESTAMENTO FIEL EN TECOLUTLA.


DIF y Gobierno Municipal de Tecolutla promueven Testamento Fiel entre la población de Adultos Mayores.

Por Luís A. Xochihua


TECOLUTLA Ver., 21 de Septiembre.- Promover la elaboración de testamentos para garantizar legalmente la cesión y transmisión de propiedades y derechos de una persona, cuando ésta fallece, es una práctica que fortalece el DIF Estatal en este septiembre denominado “mes del testamento”.
Para ello Marisela Espinoza de Hernández, presidenta de dicho organismo en este municipio, dio a conocer que la dependencia a su cargo promoverá tales acciones tanto en la zona urbana como en la rural.
Este programa denominado “Testamento Fiel”, que se promueve a nivel estatal por el Gobernador Fidel Herrera Beltrán y la presidenta del Dif al mismo nivel, Rosa Borunda de Herrera, permitirá apoyar a los adultos mayores de escasos recursos en lo referente a la elaboración del testamento.
Por ello, Espinoza de Hernández, ha girado instrucciones para que, a través de la Procuraduría de la Defensa del Menor, la Familia y el Indígena, se de continuidad a dicha campaña.
Es importante destacar que la presidenta DIF en Tecolutla así como el alcalde, Fernando Hernández Méndez, se han encargado de impulsar este programa entre la población adulta mayor en cada una de las actividades que ejecutan en el municipio costero.
Finalmente lanzaron de nueva cuenta un exhorto a los adultos mayores de sesenta años para que acudan a las oficinas del DIF a solicitar su incorporación a tal campaña, para que en ese momento se les realizará un estudio socioeconómico, para posteriormente canalizar su solicitud al Sistema DIF Estatal, y de acuerdo al convenio establecido entre el Gobierno del Estado y el Colegio de Notarios Públicos, se canalizarán, de nueva cuenta con la notaria más cercana, teniendo un costo de seiscientos pesos.


MODIFICARAN REGLAMENTO DE PROTECCION CIVIL EN TIHUATLAN.


En las modificaciones al reglamento de PC se observará que las empresas cumplan con las medidas de seguridad para los trabajadores.

Por Luís A. Xochihua


TIHUATLÁN Ver., 21 de Septiembre.- Autoridades Municipales, en materia de Protección Civil dieron a conocer que en breve se harán modificaciones a los reglamentos de seguridad para que las sanciones sean más severas para las empresas que incumplan con las normas dentro de esta materia.
Indicaron que se tiene en la mira principalmente a las empresas dedicadas al abastecimiento de Gas LP, ya que se han detectado a varias unidades violando las disposiciones para garantizar la seguridad de la ciudadanía.
Manifestaron que en este rubro se está contemplando sanciones que pueden ir desde la inmovilización de la unidad que incurriera en alguna falta a la normatividad de seguridad, así como significativas multas para la empresa responsable.
Por otro lado, también comentaron que estas modificaciones se harán extensas a los establecimientos industriales asentados en este municipio, para que promuevan y cumplan fielmente las acciones preventivas laborales para seguridad de los trabajadores.
Como se recordará en el último año varias empresas, al servicio de PEMEX principalmente y del sector privado, se han asentado en este municipio, por lo que la modificación en la normatividad que regula lo concerniente a la materia de seguridad y que es apegada a Protección Civil, sin duda serán una herramienta importante para garantizar la seguridad tanto de la población como de los propios trabajadores.


Propone el PRI de Veracruz debatir el tema de los impuestos con la ciudadanía.




*Demandan un cambio en el gabinete federal, que renuncien Carstens y Gómez Mont.

Xalapa, Ver. 21 de Septiembre de 2009

El PRI de Veracruz a través de su dirigente Jorge Alejandro Carvallo Delfín hizo un llamado a las autoridades federales para la congruencia, el consenso y la paz; por el doble lenguaje que manejan, “pues por un lado llaman al dialogo nacional para aprobar impuestos infundados y por el otro envían al Secretario de Gobernación para tocar los tambores de guerra, retando al Gobernador del estado Fidel Herrera Beltrán a un debate ocurrente con otro panista desprestigiado” manifestó el dirigente del Comité Directivo Estatal.
Señaló que el PRI en Veracruz estima sumamente desafortunado que el responsable de la política interna en el país no cumpla con su función de construir dialogo y consenso, que no apague los fuegos sino que salga a los estado a sembrar ingobernabilidad.
“Porque no mejor debatir públicamente el tema de los impuestos, no solo en el Congreso de la Unión, sino de cara a la nación y de lo que opina la gente sobre los impuestos que van a gravar” recalcó el dirigente tricolor. Convocó a la construcción de entendimientos y a buscar la solidez de acciones para acreditar congruencia con lo que la gente exigió a todos los partidos políticos y autoridades del país.
En conferencia de prensa matutina, Carvallo Delfín demandó un cambio en el gabinete federal, con la renuncia del Secretario de Hacienda Agustín Carstens y del Secretario de Gobernación Fernando Gómez Mont “porque es inaceptable e incongruente pagar por dejar de ser pobre” puntualizó.
Destacó que en el PRI de Veracruz a través de los diputados federales estudian nuevos esquemas de equilibrio financiero y presupuestal para el país que no incluyan más impuestos para los mexicanos.
El líder priista fijó su postura en contra del IVA en alimentos y medicinas, en contra del 2% al consumo generalizado y en contra “de más sacrificios de los mexicanos y más privilegios de los que menos aportan”.
Por otro lado tomó protesta a Francisco Tolentino Ruiz como delegado de la zona norte de atención, vinculación y comunicación con grupos religiosos.


Discurso del Secretario de Gobernación Fernando Gómez Mont en Xalapa.

Palabras Del Secretario De Gobernación, Fernando Gómez Mont, Durante La Sesión Ordinaria Del Consejo Estatal De Protección Civil Efectuada En Boca Del Río, Veracruz.

Saludo con afecto sincero a Fidel Herrera Beltrán; con un afecto que se ha construido desde hace ya más de 20 años.
En la política hemos coincidido y hasta agonizado siempre con humor, con generosidad, con suavidad; cuando a él le sale lo jarocho y a mí lo defeño, a veces salen chispas, a veces salen velas, pero siempre sale luz.
Fidel y yo somos parte de una generación que ha tenido el privilegio de poder participar en la acción pública desde muy jóvenes. Y un hecho que impactó profundamente a nuestra generación, y que fundamentó un cambio radical en las políticas públicas, fue el temblor de 1985.
Y fue un aprendizaje fundamental en términos de lo que sucedió y lo que dejó de pasar en ese temblor, en un momento de una crisis durísima donde las estructuras tradicionales se habían venido sometiendo a pruebas presupuestales, políticas, en un cambio de dinámica del régimen político, que prácticamente buena parte de la historia del régimen político mexicano se puede inscribir de antes del 82 y después del 82.
Sucede una tragedia que agarra desprevenida a una comunidad, a una de las comunidades más politizadas del país, como es el Distrito Federal, donde entones residíamos don Fidel y yo, y una sociedad que desborda a las instituciones.
Unas instituciones que se percibían contenidas, que no estaban pudiendo desarrollar las nuevas reglas de la relación entre actores políticos y con la comunidad, y una sociedad que ya no se espera que sus burocracias les digan por dónde resolver las cuestiones. Y eso generó reflexión tanto en la sociedad como en las estructuras políticas.
A mí me queda clarísimo que unos puntos de inflexión en el sistema político es este temblor. Y en ese temblor aprendimos que el gobierno era más potente cuando trabajaba con la sociedad, y la sociedad era más eficaz cuando trabajaba con el gobierno; y que no podía tomar uno al otro de rehén, se tenían que respetar desde dónde cada quien tenía que cumplir su deber para proteger a la comunidad en su conjunto.
Esto es relevante porque en este año que pasamos otros fenómenos han estado confrontando las estructuras de las instituciones mexicanas y en ello no ha habido mejor ni mayor solución que trabajar juntos.
Las estructuras políticas debidamente coordinadas entre sí, Gobierno Federal, gobierno estatal y gobiernos municipales, pueden tener diferencias, espacios políticos de discusión, inclusive espacios históricos de competencia. Eso nutre a la democracia cuando se hace de frente, cuando se hace con calidad, cuando se hace con respeto entre todos.
El país no debe sorprenderse porque los mexicanos disfrutamos entre nosotros, y menos Veracruz, que ha sido una escuela de la dialéctica en México.
Pero debe reprocharnos cuando esa discusión se convierte en un discurso de vanidades, en una competencia de egos y no en un espacio de encuentro a través de la comunicación, de la verdad.
Eso sí nos lo tienen que reprochar y nos lo tenemos que reprochar todos, cuando el debate es infértil o sólo sirve para fecundar enconos y rencores. Pero cuando sirve para encontrar más rápido y mejor la verdad, bienvenido sea el debate.
En este año hemos tenido que aprender juntos, inclusive frente a emergencias muy graves.
Saludo al general Tamallo, porque él es un símbolo de las fuerzas que tiene el estado y que tienen que trabajar juntos.
Las fuerzas armadas hoy nos dan el espacio a las fuerzas civiles para que cumplamos con nuestro deber de proteger a la sociedad de las organizaciones criminales.
Les hemos pedido su presencia clave y clara, mientras nos reconstruimos para recuperar la seguridad de los ciudadanos.
Este también es un desastre cívico y es un desastre cultural que no supimos contener a tiempo, y hoy las fuerzas armadas, a unos y a otros nos dan los espacios para hacer las correcciones que permitan un mejor futuro.
Y ambos se los reconocemos y se los agradecemos, y nos comprometemos a que su esfuerzo y su presencia sean temporales y no duren más de lo necesario. En ese ejercicio estamos todos.
Lo mismo se ha dicho para un estado costero como Veracruz, respecto a la honorable Armada de México.
Y en este embate allí vamos. Sabemos que la sociedad ha visto cómo se incrementan en algunas zonas violencias, ataques; pero también observen cómo cada vez las instituciones son más ágiles para incrementar y acercarle los costos a aquéllos que atentan contra la tranquilidad de los mexicanos y de los veracruzanos.
No hay manera de que las organizaciones criminales puedan resistir la acción de la federación y los estados, cuando están apoyados por la sociedad; no hay manera. Sucumbirán y sucumbirán pronto, porque con una sociedad decidida a no dejarse amedrentar y con gobiernos dispuestos a protegerla, no puede durar mucho más la parte más enconada de esta variable.
Y este es otro compromiso en el que hemos trabajado juntos y tendremos que seguir trabajando juntos.
Por otra parte, nos ha tocado una crisis económica que no gestamos nosotros con irresponsabilidad.
En los últimos años, federación, estados y municipios dispusimos de una renta creciente del ahorro generado por el trabajo de los mexicanos y las mexicanas, y se destinó a infraestructura y en gastos prioritarios.
Una crisis global que disminuyó la actividad económica, sobre todo la orientada a la exportación, y un agotamiento previsible de las reservas petroleras que cumplieron como palanca del desarrollo durante todo el siglo pasado.
Y hoy, siempre contando con el aprendizaje y la incorporación de nuevas tecnologías, presentan esquemas de agotamiento bajo sus formas tradicionales de explotación, nos llevan a repensar cómo hacer economías más eficientes.
De la historia debemos aprender las potestades y las debilidades. Debemos entender que hay ciclos que se agotan y que para renovarse requieren de creatividad e imaginación.
Por eso celebro las iniciativas del gobernador, cuando él ha dicho que pensemos con vocación de futuro y creemos que será una voz importante en este momento para generar una nueva serie de reformas energéticas, que pongan por delante de inercias y mitos, la necesidad de desarrollo del país y la necesidad de generar, de manera más rápida y más eficiente, recursos de nuestra tierra para estabilizar el desarrollo mexicano.
De la historia debemos aprender lo que ha funcionado y también reconocer lo que ve dejando de funcionar.
No está por demás reconocer en este ambiente de protección civil los aprendizajes de lo duro, y no está por demás también reconocer que sólo podemos ser mejores con una visión de futuro.
Otra crisis en la que Veracruz tuvo un papel principal como centro de alerta y de respuesta, fue la crisis sanitaria.
En la crisis sanitaria, federación y estados reaccionamos rápido y bien. Se contó con liderazgo político y con sociedad organizada.
Ya no son tiempos en que los líderes políticos manden a su capricho y la sociedad servilmente obedezca.
Hoy la sociedad advierte y vigila a los políticos e intuye cuando le dicen la verdad y reacciona en consecuencia.
Los políticos hemos aprendido a asumir verdades incómodas en el cumplimiento de nuestras responsabilidades y a evitar los espacios fáciles del aplauso inmediato y del reclamo futuro.
Todo esto es un aprendizaje que hemos tenido como nación y este año ha estado duro: tres crisis. Pero hemos año nos ha hecho fuertes también, y de esa fortaleza debemos sacar oportunidades.
Hoy se abre un ciclo de revisar lo que hemos sido, lo que somos y lo queremos ser.
Ese ciclo es el inicio de los festejos del Bicentenario de la Independencia y del Centenario de la Revolución.
Los seres humanos somos cíclicos. Necesitamos revisar lo que hemos sido cada determinado tiempo, para entender qué es lo que nos ha dado fortaleza y en dónde tenemos carencias, para con ello replantear nuestra vida.
Hace 200 años decidimos asumir nuestra responsabilidad como nación y decidir ser dueños de nuestro destino.
España quedaba muy lejos y se quedó lejos. Y después de ver la mirada en altamar, la volvimos tierra adentro y en este ejercicio de interiorización nos descubrimos como nación.
En este ejercicio de introspección sacamos nuestras mejores potencias.
En este ejercicio de revisamos, renunciamos al desdén de otros y asumimos la tarea de llevar nuestro propio destino. Respondimos a conciencia y a necesidades.
Este es un gran lenguaje, un gran mensaje del Bicentenario de la Independencia: decidimos responder por nosotros mismos a nuestros retos, a nuestras carencias y a nuestras abundancias; que aquello con lo que la naturaleza y el temperamento nos favoreció sirviera para compensar lo que no se nos había dado.
Y aprendimos del mundo, pero a nuestro modo formamos nuestras instituciones.
El Siglo XIX fue un espacio de reflexiones profundas, donde Veracruz otra vez fue central.
Este año que termina, donde celebramos el 150 Aniversario de la Reforma, otra etapa de la historia, también pasó por Veracruz.
Y en este aniversario decidimos generar instituciones democráticas que nutrieran la fortaleza del pueblo y no de una legada inspiración divida.
Y asumimos que en la historia los seres humanos respondemos de lo que hacemos y construimos lo que podemos, inspirados por la fuerza que se reconoce y se respeta.
Pero que al final cualquier inspiración sólo se materializa cuando se traduce en la conducta de mujeres y hombres, en hechos concretos.
Y a partir de este ejercicio de formación de instituciones políticas, patológicas democráticas, se fueron los hombres y se nos anquilosaron, y Veracruz volvió a intervenir en la redinamización de dichas instituciones y fue clave, muy clave para repensarnos y desde allí revitalizar las instituciones, para orientarlas a la justicia y a la libertad.
Todo este tiempo ha pasado y hemos consolidado muchos aciertos y tenemos algunas carencias.
Por eso en el portal de esta reflexión histórica, el Presidente ha convocado a todos a que repensemos con libertad, sin complejos y sin reticencias qué México vamos a construir para los próximos años.
Hoy todos hemos generado instituciones que recojan las inquietudes, anhelos e insatisfacciones de todos los mexicanos, para no tener que recurrir a métodos distintos al valor de la palabra, al valor del debate, a la significación del acuerdo, a la capacidad de construir de manera abierta y pública vida pública y con ello vitalidad de las instituciones.
Hoy no existen espacios que justifiquen otros modos de expresión y de acción política que no sean el del valor de la palabra, de las ideas, de la tolerancia y la receptibilidad de las instituciones para ciertas cosas.
En este año que celebramos la gesta de nuestra historia, hagamos la gesta de replantear nuestra historia en paz, en cordialidad y en armonía.
Cuando el Presidente ha abierto esta convocatoria lo ha hecho como el Presidente de todos los mexicanos.
En ella nos reconocemos muchos de diversas corrientes políticas, porque claro que queremos avanzar en la eliminación de privilegios, entendido el privilegio como aquel acto que impide que otros concurran en oportunidad de responsabilidades de trabajo; entendido privilegio como la concentración de oportunidades que genera carestía y falta para otros.
Entendidas inercias, maneras de pensar que ya no tienen futuro y bloquean la posibilidad de alternativas más eficientes y más responsables.
Todos, desde la izquierda, desde el Partido Revolucionario Institucional, desde Acción Nacional, desde el PT, todos tenemos una visión de México y todos exigimos un cambio, porque la capacidad de insatisfacción y al capacidad de indignación son nutrientes de la vocación política.
El que está satisfecho con todos ni tiene instintos de supervivencia ni tiene vocación de historia. Ambos factores claves de la vocación política.
Así pues, desde este ámbito de la protección civil que la experiencia dolorosa nos ha enseñado a ser profundamente democráticos; que si este concepto del cambio climático como nuestra capacidad de mitigar el daño futuro, en la medida que desarrollamos mejores maneras de conocer lo que existe y lo que viene.
Que sean estos tiempos, desde donde las tragedias, las gestas y las luchas, hemos sido capaces de construir instituciones, espacios de concordia, espacios de coordinación y espacios de comunicación entre nosotros; que sean estos tiempos donde discutamos con generosidad, con respeto y con afecto entre todos y lleguemos a acuerdos por arriba de la mesa, de la mesa de la democracia, para construir y consolidar patria.
Que sea desde allí donde nos encontremos todos y desde allí donde la patria renazca y se fortalezca.

Muchas gracias.