PARTICIPA EN LA ENCUESTA, SÓLO DEBES SELECCIONAR LA IMAGEN QUE CONSIDERES

En estos puntos se está leyendo PAPANTLA EN LA NOTICIA en este momento...

Haga click en los puntos para ver el nombre del lugar.

jueves, 13 de agosto de 2009

CONSIGNAN A LOS PRESUNTOS ASESINOS DEL EMPRESARIO PAPANTECO.

Consignan a los presuntos asesinos…………………………………….
La viuda negra y el yerno, se desdicen………………………………….
El sicario los excluye en su declaración………………………………….
Hermano de ex alcalde papanteco, el contacto con el presunto asesino….


El caso Espejo más que un simple asesinato.


Por María Elena Ferral

PAPANTLA, Ver, 13 de Agosto.-A pesar de que las evidencias los hunden y tratando de evadir la acción de la justicia por el doble homicidio del empresario Gaspar Espejo Arroyo y su hijo Gaspar Arturo Espejo Pérez, su esposa, la conocida abogada papanteca, Leticia Gómez Barrios y su yerno Germán Carreón García, negaron su participación en el crimen, mientras que el presunto asesino a sueldo, Faustino Hernández Hernández, los excluyó en su declaración, negando lo señalado al momento de su detención, en las primeras horas de la madrugada de este jueves, los 3 fueron consignados al Juzgado Primero de Primera Instancia, en donde les comenzó a correr el término que fue ampliado y que vence hasta el próximo miércoles.


BUSCAN EVADIR LA ACCION DE LA JUSTICIA



Bajo una serie de artimañas, la defensa busca sacar bien librada a la autoviuda, Leticia Gómez Barrios, de quién se dice tenía motivos suficientes para intentar “vengarse” de su esposo, el empresario funerario Gaspar Espejo Arroyo, de 61 años de edad, del cual vivía separada porque éste habría iniciado una relación amorosa con una ex empleada de nombre Lucila Gómez, a la cual presuntamente la abogada Leticia Gómez, le habría mandado a incendiar una camioneta que el occiso le compró, además de que existían serias fricciones entre ambas mujeres que se disputaban al occiso.


UNA CUANTIOSA FORTUNA EN DISPUTA


Por si esto fuera poco, al separarse de su primera esposa, a causa precisamente de la abogada papanteca Leticia Gómez Barrios, comenzó una disputa y pleitos legales por la repartición de la herencia, ya que el empresario Gaspar Espejo Arroyo, poseía una gran fortuna pues era propietario de una cadena de funerarias, edificios, ranchos, ganado, entre otros no solo en este municipio, sino en algunos otros más.


Algunas de las propiedades del empresario Gaspar Espejo a nombre de su hijastra Rosiely Aguilar Gómez.



LA HIJASTRA LA HEREDERA



La abogada papanteca, Leticia Gómez Barrios, de alguna manera se las ingenio para que el empresario heredara a su hijastra Rosiely Aguilar Gómez, dejándole una gran parte de sus bienes, los cuales estaban a nombre de esta y ambas, eran las que manejaban los diferentes negocios y edificios de renta que poseía el occiso, el cual incluso, desconoció a su primera esposa y hasta a sus propios hijos procreados dentro del matrimonio, incluyendo a Gaspar Arturo Espejo Pérez, quién fuera asesinado junto con su padre, la noche del doble homicidio.



LOS MOTIVOS



Sin embargo, tras su separación de su esposa Leticia Gómez Barrios, quién jamás le perdonó al empresario Gaspar Espejo Arroyo, “su traición”, aunado al hecho de que este había tomado la decisión de “desheredar” a su hijastra Rosiely Aguilar Gómez, presuntamente la abogada papanteca Leticia Gómez Barrios, entró en cólera y junto con su yerno Germán Carreón García, hijo del ex alcalde papanteco Crispín Carreón Bandala, supuestamente planeó la forma de eliminar a su esposo, antes de que cambiara su testamento.



EL INTERMEDIARIO PROFUGO



Para ello, Germán Carreón García, concubino de Rosiely Aguilar Gómez, hijastra del occiso, le solicitó ayuda al comerciante papanteco Aurelio García Santos, hermano del ex alcalde papanteco Samuel García Santos, de extracción perredista, para que contactara a “un asesino a sueldo”, fue que el pasado 2 de agosto, se comunicaron vía telefónica con el presunto gatillero, Faustino Hernández Hernández, quién 3 días después arribó a esta ciudad y se hospedó en la habitación número 106 del Hotel Totonacapan, en donde es administrador del mismo Germán Carreón García, yerno de la presunta autoviuda, Leticia Gómez Barrios.


El presunto asesino Faustino Hernández excluyó en su declaración a quienes presuntamente lo contrataron para cometer el crimen.



CERRARON EL TRATO



Ya una vez hospedado en el hotel Totonacapan, el presunto sicario Faustino Hernández Hernández, recibió un anticipo de 10 mil, de los 50 mil pesos que cobraría por privar de la vida al empresario funerario Gaspar Espejo Arroyo y se dedico a estudiar la forma en la que habría de cometer el cobarde asesinato, que finalmente cometió el domingo 9 de agosto, al filo de las 23:40 horas, tras fingir que iba a comprar una caja fúnebre, para que le abrieran la protección de la puerta de la funeraria para introducirse a su interior y ahí privar de la vida al empresario y a su hijo.
En cuestión de minutos, el presunto asesino a sueldo Faustino Hernández Hernández, quién como se ha señalado, ya había cometido otros crímenes en esta zona, contratado por gente ampliamente conocida en la región, cometió el doble homicidio ya que desafortunadamente Gaspar Arturo Espejo Pérez, acompañaba esa noche a su padre Gaspar Espejo Arroyo y también fue privado de la vida.



REGRESO AL HOTEL



Una vez cometido los crímenes, el presunto sicario salió a la calle, tomó un taxi y retornó a la habitación 106 del hotel Totonacapan, para esconderse y esperar el resto del pago por “sus servicios”, sin embargo fue ubicado, se le detuvo y confesó la forma en la que fue contactado por Germán Carreón García y su cómplice Aurelio García Santos, este último se encuentra prófugo de la justicia, no así Germán, quién terminó por confesar su participación y la de su suegra la abogada papanteca Leticia Gómez Barrios.
Fue así que, en la misma noche, en menos de 24 horas la Procuraduría de Justicia del Estado, había logrado esclarecer este cobarde doble homicidio, logrando a la vez, la detención de la conocida abogada Leticia Gómez Barrios, cuando en pleno velatorio “recibía las condolencias por la muerte de esposo”, el empresario Gaspar Espejo Arroyo, como probable responsable de la autoría intelectual del crimen.


La presunta autoviuda Leticia Gómez Barrios se apegó al 20 Constitucional y se desdijo de su declaración inicial.



SE APEGAN AL 20



Al rendir declaración en el Juzgado Primero de Primera Instancia, tras ser consignados por el probable delito de Homicidio Doloso Calificado, la abogada Leticia Gómez Barrios y su yerno Germán Carreón García, se apegaron al artículo 20 Constitucional, además de que negaron su participación, pues buscan evadir la acción de la justicia, mientras que el presunto asesino Faustino Hernández Hernández, quién de igual forma se le consignó por los probables delitos de Homicidio Doloso Calificado y Robo, porque aparentemente se robó la cartera del occiso, los excluyó de su participación, argumentando que los mató por resistirse a ser asaltados en el interior de la funeraria.



HUNDIDOS



Lo cierto es que los 3 detenidos se encuentran confesos de su probable participación, además de que las pruebas los hunden, además de que de acuerdo al artículo 130 del Código Penal, debe aplicárseles la prisión vitalicia, pues señala que “al responsable de homicidio calificado, se le impondrán de 20 a 70 años de prisión y multa de hasta mil días de salario, si además en la comisión del homicidio se actualizan cuatro o más de las circunstancias agravantes, señaladas en el artículo 144 de este Código, se le impondrán de 30 años a prisión vitalicia”, según la reforma del año 2008.


El yerno Germán Carreón García se negó a declarar en el Juzgado Primero de Primera Instancia.



En este caso el doble homicidio que se cometió tiene el carácter de calificado porque se cometió con premeditación, alevosía, ventaja y traición, pues con toda intención fue planeado y dolosamente fue ejecutado, por lo que fueron aplicadas las 4 reglas de la autoría que la Jueza de Primera Instancia, Ludivina García Rosas, debe tomar en cuenta para emitir el falló, al vencimiento del término constitucional que a petición de la defensa fue ampliado y que vence el próximo miércoles.

RUEDA LA CABEZA DEL SECRETARIO DEL AYUNTAMIENTO DE TECOLUTLA.


Norma Guerrero Beristaín asumió el cargo.

Por María Elena Ferral


TECOLUTLA, Ver., 13 de Agosto.-Dispuestos a desestabilizar hasta el último momento la administración municipal, integrantes del cuerpo edilicio en este municipio encabezados por el regidor Hugo Ortega de Luna, pidieron la salida del Secretario del Ayuntamiento, Aldo Carré Mota, pues les molestaba que el funcionario sacara adelante el trabajo que a ellos como regidores les compete y que han dejado en el más completo abandono pues prefieren andar en la grilla o atendiendo asuntos personales.
Los regidores Raymundo Herrera Romero, de extracción priísta, el convergente Jorge Eduardo Ramos Parra, el perredista Eusebio Santes González, encabezados por el también perredista Hugo Ortega de Luna, han buscado por todos los medios posibles desestabilizar la administración municipal que encabeza el alcalde Fernando Hernández Méndez, pidiendo las cabezas de los funcionarios municipales que a su criterio “obstruyen” su labor como ediles.
Así bajo presión de negarse a firmar la cuenta pública, de no aprobar la realización de la obra pública, entre otros, los 4 regidores que la mayor parte del tiempo se mantienen ausentes de sus oficinas en el ayuntamiento, dejando al frente de las mismas a sus secretarias, no trabajan y tampoco dejan trabajar al alcalde Fernando Hernández, ni mucho menos a los funcionarios municipales, por lo que primero exigieron la cabeza del ahora ex director del DIF Municipal, Reyes López González.

Regidores de Tecolutla, una vez más se salieron con la suya.


Posteriormente, exigieron la salida del ex tesorero municipal, Juan Diego Pérez Cardeña, ya que este se negaba a satisfacer sus intereses personales y a cambio de sostenerlo en el cargo, le exigían variadas sumas de dinero, según lo dicho por el propio ex funcionario, designando en el cargo a Oscar Zarrabal Guillaumín, a quién por cierto, también ya comienzan a ver con malos ojos.
Sin embargo, esta vez, los regidores Hugo Ortega de Luna, Raymundo Herrera Romero, Jorge Eduardo Ramos Parra y Eusebio Santes González, volvieron a unir fuerza para pedir la destitución del Secretario del Ayuntamiento, Aldo Carré Mota, porque les molestaba que el funcionario diera atención y solución al trabajo que es responsabilidad de los propios ediles, pero con el que no cumplen porque no se presentan a trabajar y porque sentían que “desde la Secretaría, se perfilaba rumbo a la candidatura a la alcaldía”.
Por lo que volvieron a presionar y en Sesión de Cabildo, antes de aprobar una serie de obras con las que se beneficiará a los habitantes de la zona de Costa Esmeralda, el bloque de regidores opositores pidió la salida del Secretario del Ayuntamiento, Aldo Carré Mota, quién para evitar que estos continúen desestabilizando al gobierno municipal y obstaculizando el trabajo del alcalde y que se afecte con su conducta negativa a la población, decidió presentar su renuncia al cargo, designándose en el mismo a Norma Guerrero Beristain, quién ocupaba la dirección de Fomento Agropecuario, cargo que queda en manos de Heberto Montesoro Decuir.

Aldo Carré Mota se encargaba de sacar adelante el trabajo que los regidores, por su ausentismo, nunca llevaron a cabo.


Sin embargo, por el trabajo aceptable que ha realizado otra parte del Cabildo, respaldada por el síndico Antonio Arroyo González y el regidor Oscar Arroyo Gaona y el propio alcalde, aprobaron la permanencia de Aldo Carre Mota, quién fue designado como director de Servicios Públicos Municipales.

Es de mencionar que los problemas al interior del ayuntamiento de Tecolutla, parecen no tener fin, dado la actitud irresponsable del bloque opositor de regidores, encabezados por el edil Hugo Ortega de Luna, pues durante lo que va del trienio han incurrido en constantes golpes políticos presionando y obstruyendo al presidente municipal, Fernando Hernández Méndez, quién ha mostrado cordura, pidiéndole una y otra vez al Cabildo, mantenerse unidos para superar los difíciles momentos por los que atraviesa el ayuntamiento, dado la crisis originada por los recortes de la federación.