En estos puntos se está leyendo PAPANTLA EN LA NOTICIA en este momento...

Haga click en los puntos para ver el nombre del lugar.

viernes, 13 de febrero de 2009

"MI NIETA SI INGRESO VIVA AL HOSPITAL" AFIRMA ABUELA DE LA BEBE MUERTA EN HOSPITAL EMILIO ALCAZAR (Haga click en la imagen para aumentarla de tamaño)


Por Luís A. Xochihua


TUXPAN, Ver., 13 de Febrero.-“Mi nieta ingresó viva al Hospital -Emilio Alcázar-, pues antes de llevarla le dí de desayunar, sin embargo tardaron en brindarle atención médica y por eso se murió”, afirma la abuela paterna de la menor Vanesa Hernández Reyes, de 10 meses de edad, quién falleció el pasado 3 de Febrero, en el citado nosocomio, cuyos afligidos padres no piden nada en contra del personal médico porque “aunque los castiguen, ya no nos la van a devolver con vida”.
De condición sumamente humilde, los padres de la bebé fallecida, Vanesa Hernández Reyes, Juan Carlos Hernández Hernández y Rosalinda Reyes Herbert, además de haber perdido a su primogénita, sufren la pena de no poder pagar hasta el momento, los gastos funerarios, (la caja y otros servicios), a la funeraria “Los Ángeles”, en donde les retuvieron la documentación que les fue expedida (Acta de Defunción), para sepultarla, “se quedaron con los papeles y hasta que tengamos dinero, vamos a pagar la caja, para que nos los regresen”, señala el papá de Vanesa.
La abuela materna de la bebé, Anastasia Hernández del Ángel, dijo que recibió en su hogar a su hijo Juan Carlos y a su nuera Rosalinda, “traían muy mala a la niña, pues desde el 27 de enero tenía mucha tos, gripa y temperatura, por lo que la llevamos con el doctor de similares Gonzalo Bermúdez Gallardo”, (y mostró las recetas que le fueron expedidas, una de las cuales señala que padecía desnutrición), a las cuales se tuvo acceso.
Sin embargo, añadió “la niña no presentaba mejoría alguna, por lo que ese día (martes 3 de febrero), yo misma le dí de desayunar a las 09:00 horas de la mañana, se tomó un tecito de canela, una pieza de pan, su mamila de leche y también dos danoninos y me fui con mi nuera al Hospital, ahí llegamos a las 10:00 horas, pero la trabajadora social Olga Lidia González Hernández, en forma muy grosera, nos dijo que había mucha gente y que no la podían atender, que la lleváramos al Centro de Salud”.
Por lo que “yo le dije que no, que queríamos que la atendieran ahí y nos respondió entonces que esperáramos y ahí estuvimos sentadas con la niña, pero notamos que empeoraba y volvimos a insistir para que nos atendieran y como a las 11:00 horas, la recibió el doctor Samuel, yo veía muy mal a mi nieta y luego de algún tiempo, nos dijeron que la niña se había muerto”.
La señora Anastasia Hernández del Ángel, rompe en sollozos y afirma, “mi nieta llegó viva al Hospital, no muerta, como ellos dicen, una muerta no almuerza y yo le dí de desayunar a mi niña, pero no vamos a hacer ningún cargo, porque somos muy pobres y porque ya no la van a revivir, como les dijimos, no tuvimos dinero ni para pagar su cajita y a cambio se quedaron los papeles que nos dieron, ya la sepultamos y ahora vamos a pagar lo que debemos, allá ellos y su conciencia”.
Al respecto, cabe señalar que la Procuraduría de Justicia en el Estado, mantiene abierto el caso, a través de la Investigación Ministerial TUX1/25/09, que abrió la Agencia Primera Investigadora de este Distrito Judicial, a cargo del fiscal Rodolfo Lira Cruz, en donde en el expediente se desprende que la bebé Vanesa Hernández Reyes, de 10 meses de edad, falleció a causa de una bronconeumonia y una faringoamidalitis, que aunado a la desnutrición que presentaba, se le complicó el padecimiento.
Además de que de acuerdo al resultado de la neurocirugía que le fue practicada al cuerpo de la bebé, por él médico legista, Heron López Benítez, a las 13:00 horas, se desprende que murió dos horas antes, es decir, a las 11:00 horas, lo cual coincide con lo señalado por la abuela paterna y que muy probablemente la atención médica le fue otorgada demasiado tarde.
Además de que para la fiscalía esta muy claro que “de haber ingresado la bebé fallecida, nunca la hubieran recibido, esa es la política del Hospital, nos ha tocado ir a dar fe de cadáveres en el patio del Hospital, porque mueren en el trayecto o en la misma entrada y ya no los reciben”, por lo tanto contradice lo afirmado por lo señalado por las autoridades de la Secretaría de Salud, al afirmar que le bebé tenía de entre 3 y 4 horas de muerta”.
La misma fiscalía reconoce que aún cuando el caso sigue abierto, hay muy poco por hacer pues “hasta ahorita ningún familiar de la niña ha denunciado ninguna presunta negligencia médica”.